11 ideas para usar Instagram en el aula y lograr clases innovadoras

¿Pensás usar Instagram en el aula? ¡Perfecto! En este artículo comparto algunas ideas para trabajar con esta red social en clase. Tus estudiantes te lo agradecerán. ¡Leé más!

Instagram en el aula

11 ideas para usar Instagram en el aula y lograr clases innovadoras
5 (100%) 6 votes




A esta altura ya habrás escuchado hablar sobre las posibilidades de trabajar con Instagram en el aula. Habrás sentido esa tentación irresistible y las ganas de probar algo nuevo en clase. Y está más que bien.
Instagram es una red social de imágenes y videos. relativamente joven, es una de las más populares entre los más jóvenes. Sí, muchos de tus estudiantes son usuarios de Instagram.
Y si ellos están en Instagram, por qué no meter Instagram en el aula. Suena bien. Pero antes que nada, siempre se debe tener en claro el fin. Tampoco es cuestión de usar redes sociales por el sólo hecho de usarlas. O porque con eso vamos a divertir a los/as estudiantes. El uso de cualquier recurso digital debe tener un sentido y un fin pedagógico, debe enriquecer procesos de enseñanza y aprendizaje.
Otro aspecto a cuidar tiene que ver con la seguridad y la privacidad en línea. Debemos pensar en un uso seguro y responsable de las redes sociales. Y trabajar esa competencias con los/as estudiantes también.
Dicho esto, vayamos a ver cómo es ese asunto de trabajar con Instagram en el aula. Bueno, primero vamos a entender un poco sobre esta red social (si no aguantas la ansiedad, al final de este artículo están las 11 ideas).



¿Qué es Instagram?
Es una red social y a aplicación móvil. Es gratuita y pertenece a Facebook. Permite subir o tomar fotos y videos (de menos de un minuto de duración), aplicarles filtros y algunas ediciones básicas y publicarlos. Otra característica interesante de Instagram es la opción de crear historias (denominadas Instastories) que sólo duran 24 horas en la plataforma. Luego de ese período de tiempo, las publicaciones desaparecen (a menos que el usuario haya destacado esa publicación).
¿Cómo se usa?
Uses Android o IOS, lo primero que debes hacer es buscar Instagram en la tienda de aplicaciones, descargarlo e instalarlo.
Cumplido el paso anterior, debes registrarte y generar un usuario y contraseña.
El siguiente paso es iniciar sesión con ese usuario y contraseña. Y listo, sólo queda empezar a seguir usuarios y publicar imágenes y/o videos.
Un detalle que debes conocer sobre Instagram: para subir fotos y/o videos, sí o sí debes descargar e instalar la app. A diferencia de Facebook, Twitter y otras redes sociales, Instagram no posee una versión móvil. Si ingresas a instagram.com e inicias sesión sólo podrás ver publicaciones, seguir usuarios, comentar. Pero no crear publicaciones: eso sólo lo podrás hacer desde la app.
En Internet encontrarán muchísimos tutoriales sobre cómo usar esta red social.
Una cuestión de privacidad
Instagram, como todas las redes sociales, pemrite etiquetar a otros usuarios. También permite compartir la ubicación en la que fue tomada la imagen o el video.
¿Por qué debería importarnos este detalle? Porque es fundamental para trabajar aspectos relacionados con la privacidad y reflexionar sobre la necesidad de exponer ciertos detalles en las redes sociales.
Por otro lado, es importante saber que Instagram, como todas las redes sociales, perite realizar ajustes de privacidad. Los usuarios de Instagram pueden mantener la cuenta en modo «privado» si lo desean. esto hará que las personas que quieran ver el perfil de ese usuario deban seguirlo. El usuario recibirá una notificación y podrá decidir si aceptar o no que esa persona accede a su perfil y lo siga.



Ideas para usar Instagram en el aula

1 – Como álbum de fotos: uno de los usos más comunes y sencillos de Instagram en el aula. En este caso, puede trabajarse sobre algún proyecto que implique la investigación y el registro de imágenes. Se puede crear un perfil del proyecto y allí ir publicando fotos acompañadas de texto y descripciones que muestren el trabajo en equipo. ¿Se imaginan un proyecto sobre comidas populares? Sería un sabroso perfil de Instagram, con fotos de comidas y las respectivas recetas.
2- Como bitácora o diario colectivo de aprendizaje: los diarios de aprendizaje tienen su especificidad, pero al usar Instagram en el aula podemos darle una vuelta. Imaginen la predisposición de los/as estudiantes si al iniciar la clase les decimos que durante los últimos 15 minutos pensaremos una publicación para Instagram. Podemos crear una cuenta con el nombre del curso. También podemos elegir democráticamente un nombre que represente al grupo (Imagino a Merlí, por ejemplo, creando un perfil llamado Los peripatéticos, por ejemplo). Una vez creada la cuenta, podemos pedirle al grupo que represente con una imagen lo que creen que aprendieron durante la clase. Pueden escribir una frase breve en una hoja y sacarle una foto o armar un escenario con objetos. Lo ideal es que no sean ellos quienes aparezcan en la foto. Y si deciden aparecer, que se tomen los recaudos necesarios para cuidar la privacidad. Al final del año, ese perfil de Instagram resumirá de una manera creativa todo lo trabajado en clase. Cada estudiante guardará un recuerdo de esa foto, un momento vivido, un aprendizaje construido que lo acompañará por el resto de su vida.
3 – Contar historias: acá un clásico del uso de imágenes. Instagram puede convertirse en una fotonovela por entregas. No importa qué enseñes. Las matemáticas pueden convertirse en una historia atrapante, narrada mediante fotos que se van subiendo a esta red social.
4 – Disparadores para narrar historias: otro de los usos clásicos de la imagen. Las fotos y videos de Instagram pueden convertirse en un factor de desbloqueo cuando hay que producir algún contenido. Al final de esta nota verás una lista de cuentas que pueden ayudarte a encontrar imágenes increíbles que seguramente interpelarán a los/as estudiantes. Y a partir de una pregunta inquietante sobre determinada historia, los/as jóvenes podrán escribir o narra con su propia voz, en el marco de una clase de historia o de lengua y literatura, por mencionar algunos espacios en donde se puede usar esta app.
5 – Curar contenidos: hay perfiles en Instagram que publican fotos sobre temas específicos. Desde nubes, libros, reseñas de libros, tormentas, calles, comidas, autos, gente, ciudades… La lista es más que extensa. Instagram permite acceder a una sección en donde se muestran todas las publicaciones que nos gustaron. Entonces, para curar contenidos sólo hace falta buscar imágenes relacionadas con un tema específico. Por ejemplo, buscar fotos de edificios históricos de determinado lugar. Elegiremos las imágenes que nos interesan, sea por su valor estético, por la información que brindan, etcétera. Y les pondremos “me gusta”, para que esa imagen vaya directo a la sección de publicaciones que nos gustaron. Finalmente, podremos acceder a esa sección y ver sólo las impagenes que hemos elegido.
6 – Agrupar, clasificar: podemos realizar un registro de imágenes sobre determinado tema o con determinadas características. Por ejemplo, calles de Tucumán, Color amarillo, Comidas del norte argentino, etcétera. Sólo debemos tomar las fotos y publicarlas acompañadas por un hashtag que permita agruparlas (un hashtag es una manera de etiquetar contenidos en las redes sociales. Clic acá para más información al respecto).  Por ejemplo, subimos fotos sobre calles de Tucumán con el hashtag #CallesDeTucumán. O fotos en donde predomine el color amarillo con el hashtag #ColorAmarillo. Los trabajos del grupo estarán agrupados bajo esa palabra clave.
7 – Fotoperiodismo: otro clásico del uso de fotos en el aula. En este caso, se les puede proponer a los estudiantes usen las cámaras de sus celulares para registrar la realidad cotidiana, eventos que les llamen la atención y todo aquello que crean que se debe comunicar. Pueden enriquecer las imágenes con textos informativos y convertir Instagram en un portal de noticias bastante particular.
8 – Laboratorio creativo: el uso de Instagram en el aula también permitirá ejercitar la creatividad. La app ofrece una gran variedad de recursos que motivarán a los estudiantes a experimentar y poner en juego la creatividad y la imaginación. Desde videos con súper zoom hasta imágenes con recortes, stickers y filtros. Algo que puede resultar muy atractivo es el uso de una de las funciones más divertidas de esta app. Se llama Rewind y es una herramienta de Instagram Stories que permite realizar vídeos al revés. No me imagino este uso de Instagram en el aula de matemáticas. Si alguien lo descubre, le pido que me lo cuente en los comentarios. Pero creo que puede ser muy útil para trabajos relacionados con disciplinas relacionadas con el arte y el dibujo.
9 – Un mapa de fotos geolocalizadas: particularmente útil para disciplinas relacionadas oon la geografía. Aunque un docente creativo lo puede aplicar a cualquier otra área. La propuesta es usar una función muy útil de Instagram: Agregar ubicación. Podemos proponer armar un mapa de espacios verdes de nuestro barrio, sacar fotos, subirlas y agregar la ubicación. Luego, desde el buscador, cualquier usuario podrá buscar imágenes por ubicación y encontrar nuestras imágenes geolocalizadas. También podemos usar el buscador de imágenes de Instagram y encontrar las imágenes tomadas por otros usuarios agrupadas por localización. De una u otra manera, este uso de Instagram en el aula es una excelente opción para recorrer diferentes puntos geográficos, a través de imágenes y sin necesidad de viajar. Podremos conocer infinidad de paisajes, lugares y costumbres mediante esta red social.
10 – Tutoriales cortos y con “gancho”: matemática, ciencias naturales, tecnología… Estas y otras áreas pueden enriquecerse con videos explicativos y tutoriales sobre distintos temas. Es el momento de asumir el rol de “Instagramers educativos”. Los estudiantes deben aprender para enseñar. Con un desafío extra: deben hacerlo en menos de un minuto y de una manera atractiva. No importa el tema, una forma distina de “dar tarea” es pedirle que en no más de 59 segundos puedan explicar algo que hayan trabajado en clase. Por ejemplo, en matemática podrán grabar videos sobre cómo resolver ciertos ejercicios, a modo de tutorial. Esto servirá para otros/as estudiantes que necesiten ayuda al momento de repasar o preparar un examen. Para un estudiante será todo un desafío aprender un tema de manera tal que le permita explicarlo en menos de un minuto. Si a eso le sumamos las posibilidades de poner filtros y stickers al video, habremos logrado una propuesta desafiante, divertida y distinta.
11 – El laboratorio de física y química: es muy común ver videos con experimentos publicados en redes sociales. Trabajar con Instagram en el aula de física y química permitirá acceder a mucho contenido útil. Existen videos e imágenes que muestran procesos y reacciones que pueden ser difíciles de reproducir en el aula. Pero también se puede proponer una actividad que implique grabar videos breves de experimentos sencillos que se realicen en clase. De nuevo, el formato de tutorial puede resultar útil para explicar paso a paso cómo se realizó la experiencia. Como verán, no soy un especialista en este campo. Por eso, invito a profes de física y química a que dejen sus comentarios y sugerencias al respecto.

¡Uff! Han pasado más de mil palabras desde que presenté este artículo hasta acá. Ha sido un placer escribirlo y espero que sea útil para tus clases. Si has llegado hasta acá, dejáme agradecerte y pedirte un último favor: compartí este artículo con tus colegas, amigos y conocidos. Y no te olvides de dejarme tu comentario.
¡Hasta la próxima!

No te pierdas mi lista con más de 40 cuentas de interés para docentes y estudiantes

Instagram educativo: 40 cuentas de interés para docentes y estudiantes



¡Gracias por haber leído esta publicación! Si te resultó interesante, podés compartirla en las redes sociales. Si deseas contactarte conmigo, podés hacerlo en LinkedIn, Twitter, Facebook, YouTube e Instagram. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *